La Vampira Adolescente (y 2)

febrero 12, 2010 blandyblog

Mientras Lucifer estaba pasándolo muy bien porque había atrapado a muchos gatos siameses y de muchas más razas, pero echaba de menos a Elisabet, así que fue a buscarla. Elisabet por intuición también quiso ir a buscar a su perro Lucifer, así que Elisabet le dijo a Marc: -Bueno, yo ya me voy a bucar a mi perro Lucifer-. -Yo también quiero ir-. -Vale, así lo podremos buscar mejor-.

Bajaron las escaleras para ir a la otra planta y salieron por la puerta principal. Allí le esperaba Lucifer, pero se quedó asombrado al ver al chico que acompañaba a su dueña.

-Hola, Lucifer, parece que me has leido la mente-. -Uau-. ladró el perro al chico que estaba allí parado. -¡Ah! Lucifer, éste es Marc. También es vampiro-. Dijo Elisabet en susurros. -Hola perrito-. -Uau-. -Si quieres nos podemos ir a mi casa y te la enseño-. Dijo Marc. La chica se lo pensó y al fin dijo que sí. Entonces fueron corriendo a la gran mansión de Marc, que era muy grande y terrorífica como le gustaba a él. Fueron con mucha prisa, porque si no iba a amanecer en el camino en el que Elisabet y Lucifer harían luego para ir a su casa. Así que Marc le enseñó la casa y se lo pasaron muy bien, aunque llegó la hora de marcharse porque estaba amaneciendo y como se sabe los vampiros no pueden ver la luz del sol, si no se morirían.

Así que ella se despidió de Marc: -Adios Marc. Si quieres podemos vernos mañana por la noche a chupar un poco de sangre fresca-. -Si tú quieres, voy a tu casa-. -Bueno. Adiós-. -Adios-.

En el camino Elisabet estaba alucinada y el perro no la comprendía. -Lucifer, es maravilloso. Creo que es la mejor noche de mi vida-. -Uau-. -¿Me preguntas que por qué? Pues porque he estado contigo y ha molado. Y segundo porque de conocido a Marc y he tenido la suerte de que sea un vampiro como nosotros, Lucifer. ¿A ti como te ha ido?-. -Uau, uau, ua-. -¡Ah! Osea que muy bien. Creo que te has devorado a cinco gatos siameses. ¿A qué sí? -Uauuua-. -Lo sabía. Bueno, ahora nos queda subir a la montaña. Te echo una carrera y quién gane beberá un vaso de sangre. ¿Vale-. -Uau-.

Al fin llegaron al gran castillo de Elisabet. Al entrar la madre dijo: -Hola, te lo has pasado bien, hija-. -Sí, ahora me voy a dormir a mi tumba-. -Tu hermano ya está durmiendo pero tu padre y yo nos vamos a dormir dentro de un rato-. -Vale-.

Cuando Elisabet y Lucifer fueron a su habitación dónde estaba la tumba de Elisabet, negra, espaciosa y con raso dentro y la tumba de Lucifer, que era redonda con los bordes de la puerta dorados. -Lucifer, tú crees que si yo fuese una niña esta noche me la hubiese pasado tan bien, porque es la mejor noche en mis quince siglos-. -Uau-. -Osea, que tu mejor noche también ha sido hoy-.

Ya estaba amaneciendo. Elisabet dijo: -Bueno Lucifer, vomos a dormir. Buenos días, Lucifer-.

FIN

(Escrito por Thais Ubeda a la edad de 9 años)

Anuncios

Entry Filed under: General,Historias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to comments via RSS Feed

Páginas

Categorías

Calendario

febrero 2010
L M X J V S D
« Ene   Mar »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728

Most Recent Posts

 
A %d blogueros les gusta esto: